Estudiar ingeniería después de los 30 ¿vale la pena?

¿Tienes 30 años o más y piensas que estudiar una carrera de ingeniería ya es imposible?

Aquí te damos unos argumentos que te harán cambiar de opinión.

Con el tiempo, el acceso a la educación ha mejorado drásticamente, hasta el punto que nunca antes en la historia de la humanidad había tenido tanta demanda.

En la antigüedad, los conocimientos eran un recurso un tanto escaso y la información no tenía la misma divulgación que existe hoy en día, pero gracias a las múltiples instituciones educativas y el uso de herramientas modernas como las computadoras y el Internet, eso ha cambiado drásticamente.

Por supuesto, esto significa que las oportunidades que tienen los estudiantes modernos no solamente son más diversas, sino también flexibles. Al tener eso en cuenta, es claro pensar que la edad se está convirtiendo en un elemento que cada vez tiene menos peso en el crecimiento académico.

Con las diversas opciones académicas que ofrecen las universidades alrededor del mundo, ahora más que nunca es posible comenzar a estudiar una carrera sin importar la edad, especialmente una tan apasionante como la ingeniería.

Si tienes 30 años o más y piensas que estudiar esta carrera ya no es una buena idea, hay muchas razones por las cuales deberías replanteártelo.¿Quieres saber más al respecto? ¡Sigue leyendo!

1. Ahora tienes más experiencia

Es algo muy común que, tras terminar el bachillerato, los jóvenes aún no estén seguros de qué es lo que quieren hacer con su vida, pero con el paso de los años la mente va descubriendo cuáles son sus verdaderos intereses, aptitudes y fortalezas. 

La falta de experiencia de un joven que recién termina la preparatoria puede hacer que ignore las opciones que el mundo tiene disponibles para él.

Dicho esto, una persona madura que ya ha sido parte del mercado laboral por algún tiempo, es muy probable que tenga una visión más amplia y más clara de cómo funciona y qué tipo de empleo es el que más le llama la atención o, mejor aún, aquellos que le darán una situación económica más estable.

No creas que has perdido el tiempo hasta ahora: cada año te ha hecho más maduro y sabio, y esas virtudes son particularmente útiles a la hora de estudiar una carrera. 

2. La ingeniería es una ciencia que se actualiza constantemente

Si bien todas las ramas de la ciencia están cambiando y mejorando todos los días, la ingeniería es una de las que evolucionan de manera más intensa y recurrente.

Debido a esta situación, los conocimientos que están disponibles en la actualidad son mucho más poderosos que otros que ya tienen 10 años o más de vigencia, por ejemplo.

Teniendo en cuenta esto, y los avances tan importantes que ha habido en la ingeniería en los últimos años, podría decirse que esta época es mucho mejor para estudiar ingeniería que la que se vivía en la década pasada.

Debido a que cada vez son más las ramas de la ciencia que se benefician de la ingeniería en estos tiempos, es fácil darse cuenta de que estudiar ingeniería ahora es una opción mucho más atractiva y conveniente.

3. La experiencia laboral previa facilita la carrera de los ingenieros

Uno de los más grandes obstáculos a los que se tienen que enfrentar los recién egresados, y no solamente de ingenierías sino de cualquier carrera, es el hecho de que muchas de las empresas buscan gente con experiencia laboral previa para llenar sus vacantes laborales.

Estudiar una ingeniería cuando ya se tiene experiencia laboral previa puede hacer que esta situación tan preocupante no sea tan importante después de todo. En especial si tu experiencia previa está vinculada de alguna manera con el campo de la ingeniería.

Además, el simple hecho de que tengas experiencia trabajando, puede hacer que la búsqueda de un empleo sea un proceso menos complicado. 

4. La demanda laboral de ingenieros está creciendo

Con el mundo pasando por una revolución tecnológica, no es nada raro pensar que las oportunidades de trabajo disponibles para los ingenieros son cada vez más abundantes.

Las empresas buscan estar a la vanguardia cambiando sus métodos y sus enfoques, dando prioridad al uso de tecnologías modernas y actuales, las cuales a su vez requieren ser creadas, dirigidas e implementadas por ingenieros capacitados y con conocimientos actuales.

Solo por esa razón, el hecho de que te pongas a estudiar ahora es una buena razón.

5. Puede impulsar tu carrera

Te guste o no, las empresas siempre buscan gente inteligente y capacitada para los puestos más importantes y redituables, y lo cierto es que no podrás llegar ahí si no tienes la educación necesaria.

Muchos son los trabajadores que deciden regresar a la escuela después de muchos años, porque están estancados en su carrera o en su empresa por falta de documentos que los certifiquen.

Aunque es cierto que la experiencia laboral tiene un gran efecto en el desempeño de un profesional, siempre se toma muy en cuenta si la persona es o no egresada de alguna institución de educación superior.

También es importante considerar el impulso económico que puede uno percibir, ya que, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI hecha en 2015, los graduados de carreras universitarias ganan el doble que los egresados de preparatoria.

Por supuesto, se dice que hombre prevenido vale por 2, por lo que incluso si no te encuentras en una situación en la cual requieres de un título universitario para seguir avanzando, es una decisión inteligente al menos considerarlo.

Hay más razones que excusas

Ya sea que ya tengas una carrera o esta sea la primera que estudias, estudiar una ingeniería después de los 30 años de edad nunca será una mala decisión.

El mundo es de los valientes, y si bien las ingenierías son de las carreras más difíciles, también son de las más satisfactorias y redituables del mundo.

Finalmente, cabe mencionar que tu empleo y tu familia no son elementos que deberían limitar tu decisión de estudiar. Existen programas educativos especializados para aquellos que tienen menos tiempo disponible e, incluso, dificultades económicas.

¡No te dejes vencer! Al final del día, hacer este esfuerzo puede mejorar dramáticamente tu calidad de vida. Estudiar ingeniería a los 30 años sí es posible.

¿Te gustaría estudiar ingeniería pero ya tienes más de 30? ¿Tienes dudas acerca de las opciones que puedes elegir? ¡Déjanos tu opinión y tus dudas en la caja de comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.